Diseñar una tipografía puede llevar tanto trabajo como tu quieras. Siempre habrá algún símbolo que se te escape, ya sea por desconocimiento, capricho o pereza. En algunos casos puede que ese caracter no se use en tu idioma materno, puede que quieras realizar una tipografía que solo cuente con mayúsculas o que simplemente no te apetezca diseñar el símbolo del Yen (¥). Pero para que una tipografía sea mínimamente funcional en castellano se hace inprescindible realizar un juego de vocales con tilde (y ya que te pones puedes hacer la tilde invertida, que es muy fácil en ese punto), otro con diéresis y por supuesto mi querida letra Ñ. En ese punto es en el que estoy. Me resulta más fácil diseñar todas a la vez, incluso la ñ se encuentra dentro de esta categoría, ya que comparte la altura de su chimenea (esto de chimenea no se si es correcto, aunque yo siempre he llamado así al trazo que convierte una n en una ñ). Por cierto, investigando por curiosidad he encontrado que ese grafismo de la ñ se llama virgulilla, ñique o ñuflo. Palabras para sacar en cualquier conversación.

Forjando tipos digitales III

De tildes, diéresis, y virgulillas.
Publicado el Miércoles, 26 de mayo de 2010 a las 17:07 archivada en Tipografias. Puedes seguir los comentarios a este post a través del RSS 2.0 feed.

Comentar

Redes Sociales Behance Network Youtube Twitter Vimeo Facebook LinkedIn